NOVA formacion SAP

SAP son las siglas de Systems, Applications, Products in Data Processing y resumiendo, un sistema informático basado en módulos integrados, que abarca prácticamente todos los aspectos de la administración y gestión empresarial.

SAP es un ERP. ¿Qué es exactamente un ERP? Estas siglas son realmente muy conocidas en el mundo de la empresa, más aún en ámbitos directivos o relacionados con la tecnología y las finanzas; pero sorprendentemente existe aún gran desconocimiento en torno a la palabra.

El significado de las siglas ERP corresponde a las palabras en inglés Enterprise Resource Planning, o lo que es lo mismo “planificación de los recursos empresariales”, haciendo referencia la capacidad de estos sistemas para planificar, evaluar, controlar y mejorar los procesos o recursos de las compañías. Por tanto, a fin de cuentas se trata de un apoyo a los clientes ya que permite reducir tiempos de respuesta a problemas; a los propios empleados, ofreciendo un manejo eficiente de la información que permite la toma oportuna de decisiones y la disminución de costes operativos; y a los proveedores optimizando y automatizando toda la relación y cadena de valor Cliente-Proveedor.

Un ERP es un software de gestión con capacidad para controlar y planificar cualquier área de la empresa, desde la producción hasta el servicio técnico, pasando por contabilidad, nóminas, finanzas, ventas, logística, marketing, etc. Así, permite gestionar el día a día de la empresa de la forma más eficaz, siendo capaz de programar acciones para reducir tiempos y costes; pero también de generar informes que permitan conocer los datos más relevantes de actividad; de tal modo que se pueden realizar proyecciones a futuro, tomar decisiones en base a la realidad o analizar errores para realizar cualquier tipo de mejora, entre otros beneficios.

Generalmente, un ERP se organiza en módulos, facilitando la gestión por roles y permitiendo a las empresas contar con una solución adaptada a sus necesidades concretas. Cada módulo corresponde a un área concreta de la empresa sobre la que se quiere controlar la gestión, pero el conjunto de módulos que componen el ERP están completamente integrados y conectados. De este modo, la información fluye entre departamentos y personas, permitiendo a cada perfil acceder a los datos en función de su interés o necesidad, pero al mismo tiempo, tener una visión global de la situación de la empresa.

Hoy en día SAP es uno de los ERPs líderes a nivel mundial, usado por las mayores empresas y ofrece una serie de ventajas que hacen cada vez más empresas clientes y proveedores deciden integrarlos en sus empresas:

  • Mejor control; con conocimiento exhaustivo de todo lo que ocurre en la empresa en todo momento.
  • Máxima seguridad de la información; tanto en almacenamiento como en acceso y distribución.
  • Aumento de productividad; mediante automatización de procesos y eliminación de tiempo dedicado a tareas de bajo valor añadido.
  • Ahorro de costes; producto de automatizar procesos, facilitar el trabajo de los empleados y la reducción de fallos.
  • Mejora de procesos; gracias a la información que permite detectar errores o desvíos, así como las proyecciones y estimaciones a futuro.
  • Mejora del servicio; apoyada en la información almacenada de cada cliente.
  • Crecimiento de la empresa; como consecuencia de la mejora competitiva y la posibilidad de tomar las decisiones más adecuadas.

La contrapartida de todas estas ventajas fundamentales está en una serie de inconvenientes, que también ha de ser tomados en cuenta. El más frecuente es el coste inicial, que puede ser considerado elevado; así como la adaptación y formación de los empleados que deben utilizar la aplicación para poder sacar el mayor partido a la herramienta..